6 consejos para elegir a la niñera perfecta para nuestros hijos

elegir a la niñera perfecta


Muchas familias con hijos se ven en la situación de tener que empezar a trabajar antes de que los niños empiecen el colegio, por lo que no disponen del suficiente tiempo para cuidar de ellos y necesitan que otra persona se haga cargo.

Las primeras personas a las que se suele recurrir son los abuelos, ya que el niño se mantiene en el entorno familiar y ¿en quién vas a confiar más que en tus propios padres? Sin embargo, en ocasiones los abuelos también tienen obligaciones laborales o personales que les impiden cuidar de sus nietos, por lo que la solución es contratar a una persona que lo haga.

Encontrar a una buena persona que sea profesional, que sepa tratar con niños y que además se lleve bien con nuestros hijos no es una labor sencilla. Por eso, en Ayuda Familia, como expertos cuidadores de niños, te damos los 6 consejos infalibles para elegir a la niñera perfecta.

1. Pide referencias a personas que ya tienen niñera en casa

A la hora de encontrar una buena niñera es importante que busques en el lugar correcto. Pide referencias a amigos, vecinos, familiares u otras madres que ya hayan contratado una niñera para que te aconsejen y te ayuden a encontrar a la niñera ideal.

Confiar en una empresa dedicada al cuidado de niños también te ofrece unas garantías de profesionalidad y seguridad que marca la diferencia.

Antes de tomar la decisión lo mejor es que hagas un pequeño proceso de selección. Pregunta todo lo que necesites y no elijas sin antes haber resulto todas tus dudas y estar completamente seguro de tu decisión. La confianza y seguridad que te inspira tu niñera es crucial para que puedas dejar a tu hijo sabiendo que está en buenas manos.

2. Comprueba que tiene experiencia en tratar con niños

Además de informarte y contactar con otros padres que hayan contratado a tu niñera para conocer cómo trabaja, es importante que antes de contratarla organices un encuentro con tu hijo para comprobar cómo reacciona ella, cómo le trata y cuál es la reacción de tu hijo.

Te aconsejamos que este encuentro sea en tu casa, para ver cómo se desenvuelve y déjales solos con alguna excusa para ver como interactúa con el niño.

3. Asegúrate de que sabe reaccionar ante situaciones de emergencia

La seguridad de tu hijo es lo primero y tener la tranquilidad de que tu niñera sabrá reaccionar ante cualquier tipo de situación es crucial para confiar en ella.

Durante la entrevista, no te cortes y hazle todo tipo de preguntas. Exponle situaciones de emergencia en las que su rápida reacción es fundamental y comprueba cómo reaccionaría. ¿Qué haría si tu hijo se cae y se hace daño? ¿Cómo actuaría si tu hijo tiene una pelea con otro niño en el parque? ¿Sabría cuidarle si tu hijo se pone enfermo?

4. Cuáles son sus expectativas de futuro

El vínculo que se crea entre un niño y su niñera no debe tomarse a la ligera. Tu hijo pasará mucho tiempo con su niñera y el cariño que se creará entre ambos será similar al familiar. Por eso es importante contratar a una niñera que se dedique profesionalmente a ello, que tenga verdadera vocación para que no deje el trabajo en cuanto encuentre otro puesto que esté más relacionado con su profesión.

Cambiar de niñera cada año no nos conviene, por eso es conveniente que conozcas la situación de tu niñera. Además, si tiene hijos, primos o hermanos pequeños de los que se ha hecho cargo en alguna ocasión, eso te garantizará que sabe lo que se hace.

5. Dale instrucciones claras sobre la rutina de tu hijo

Un niñera puede ser muy buena pero cada niño es un mundo y cada familia educa a sus hijos de una manera concreta. Esas instrucciones debes dárselas tú. La educación de tu hijo es cosa tuya y tu niñera debe conocer tu postura ante determinadas ocasiones para actuar como tú lo harías y ser fiel a la educación que quieres darle a tu hijo.

Además, debe conocer las rutinas diarias del niño para seguir sus horarios y sus actividades de forma ordenada y coherente.

6. Fíjate, sobre todo, en la reacción de tu hijo

La auténtica prueba de que has elegido a la niñera perfecta es la opinión de tu hijo. ¿Se siente a gusto con ella? ¿Quiere estar con ella? ¿Se divierte?

Las cualidades de una buena niñera son la responsabilidad, la empatía y el buen humor pero también la disciplina y el buen trato con niños. Una niñera puede tener todas estas cualidades y no llevarse bien con tu hijo o puede que la conexión con tu hijo sea evidente y tu puedas irte al trabajo con la total tranquilidad de que tu hijo es feliz, incluso cuando tú no estás en casa.

 

Si estás buscando la niñera perfecta para tus hijos, en Ayuda Familiar contamos con profesionales en el cuidado de niños a domicilio. Contacta con nosotros y conoce cómo trabajamos.




COMPARTIR:




Comenta:

Contacto

¿Podemos ayudarle?

La empresa actualmente solamente trabaja en la provincia de Castellón