Cuidado de niños: ¿guardería o cuidador para mi hijo?

Cuidadores particulares de niños · Ayuda Familiar


La inclusión definitiva de la mujer en el mercado laboral, los horarios fuera de casa, y la dificultad de conciliación en nuestro país provocan que, una vez termina la baja de maternidad y paternidad muchos padres se plantees cuál es el mejor modo de educar a sus hijos en su ausencia.

Ventajas de cuidadores particulares de niños

Una de las opciones más valorada es encomendar el cuidado de los niños a los abuelos. Sin duda, esta es una buena alternativa ya que los abuelos son grandes cuidadores, el niño se mantiene dentro del núcleo familiar y un entorno conocido. Sin embargo, la postergación de la maternidad tiene como consecuencia el aumento de la edad de los abuelos, que en muchas ocasiones ya no tienen las condiciones ni las energías suficientes para cuidar a sus nietos.

Por ello, llegado el momento las familias se plantean la elección entre una guardería o un cuidado de niños particular. En el caso de los cuidadores, el niño permanece en su ambiente y se adapta a los horarios de los padres sin que estos tengan que modificar sus rutinas en absoluto. En cambio, las guarderías están sujetas a unos horarios determinados a los que los padres deberán adaptarse.

Los defensores de las guarderías, argumentan que allí los niños están con otros niños por lo que se fomenta su socialización. Los detractores, en cambio, aseguran que un menor no comienza a despertar su interés social por otros niños hasta los 3 años, por lo que en el periodo anterior no tiene sentido llevarlo a una guardería con este objetivo.

En Ayuda Familiar, empresa de ayuda a domicilio, somos profesionales del cuidado de niños y consideramos crucial que, se escoja la opción que se escoja, se acuda a profesionales especializados, ya que el cuidado de un niño requiere una serie de conocimientos, aptitudes y experiencia que necesita cierta profesionalización.

Lo que no se debe olvidar es que los primeros años de vida de los niños son de vital importancia para su desarrollo emocional y social por lo que lo más importante es que el trato que recibe el niño sea el más adecuado.

En la guardería o en casa, un buen cuidador debe ser empático, positivo, amable, cariñoso y capaz de establecer un vínculo afectivo con el menor para que este se sienta a gusto y no valore la ausencia de sus padres como algo negativo.

Requisitos que debería cumplir un cuidador

 

  1. Capacidad multitarea

El cuidado de un niño comporta múltiples tareas como jugar con él, ayudarle a hacer los deberes, darle de comer, llevarlo a sus actividades extraescolares, cambiar pañales, hacer biberones, dormir y cuidados de salud e higiene básicos. Por lo que un buen cuidador debe ser capaz de llevar a cabo todas estas tareas sin problemas, y en mucha ocasiones, a la vez. Deben gustarle los niños, ser resolutivo y organizado.

 

  1. Aptitudes para trabajar de forma independiente

La educación de un niño es una gran responsabilidad que, por supuesto, recae en sus padres, pero durante las horas que el cuidador pasa con él tendrá que tomar decisiones que conciernen a esta educación. Así, debe ser capaz de tomarlas de forma independiente y, sobre todo, tener sentido común.

 

  1. Capacidad de adaptación

Aunque  el cuidador tenga que resolver conflictos y marcar las pautas, las decisiones educativas del niño las toman los padres, por lo que aunque en algunos casos, el cuidador no esté de acuerdo con el modo de proceder de sus padres, deberá adaptarse a este ya que, en caso contrario, el niño recibirá estímulos opuestos y se sentirá confundido.

 

  1. Sentido del humor

Esta cualidad debe ir unida a la paciencia, cuidar de un niño no es una tarea fácil. Razonar con ellos puede convertirse en algo muy complicado por lo que ser una persona paciente, tolerante y con sentido del humor ayudará a que la atención del menor sea mucho mejor.

 

  1. Habilidades comunicativas

Hacerse entender y convencer al niño de lo que es mejor para él sin imposiciones es otra de las necesidades de un cuidador. Si éste no consigue empatizar con el niño difícilmente podrá hacerse cargo de su cuidador, porque no le tomará en serio.

 

Si estás buscando un cuidador para tu hijo, contacta con nosotros. Contamos con un equipo de profesionales con experiencia que tratarán a tu hijo con mimo y confianza. 

 




COMPARTIR:




Comenta:

Contacto

¿Podemos ayudarle?

La empresa actualmente solamente trabaja en la provincia de Castellón.

Para SERVICIOS URGENTES contactar directamente al teléfono 629943441

We use Cookies | More info
Cookies Preferences