Plan de cuidados para enfermos de Parkinson: consejos para mejorar la calidad de vida de los pacientes

Plan de cuidados para enfermos de Parkinson


El Parkinson es una enfermedad degenerativa provocada por la muerte de las neuronas encargadas de producir dopamina. La dopamina es un neurotransmisor situado en los circuitos de los ganglios basales cuya función es el control de los movimientos. La reducción de los niveles de dopamina provoca que la información que llega a los ganglios basales sea insuficiente y por tanto el paciente sufra problemas motores.

Los síntomas del Parkinson más conocidos son temblores, rigidez, lentitud en los movimientos e inestabilidad postural. Sin embargo, la enfermedad afecta también a otras regiones del sistema nervioso probando otros síntomas no motores que pueden aparecer incluso años antes. Algunos de estos síntomas son la depresión, reducción de olfato, estreñimiento y trastorno de la conducta del sueño (REM).

Consejos para llevar a cabo un adecuado plan de cuidados para enfermos de Parkinson

El Parkinson es una enfermedad crónica de la que se desconocen las causas. Puede afectar de manera diferente a cada paciente, siendo su evolución más rápida o más lenta. Pero, en cualquier caso no se trata de una enfermedad mortal. Por ello, es muy importante contar con un plan de cuidados para enfermos de Parkinson con el objetivo de que su calidad de vida no se vea mermada por la enfermedad.

Si eres prestas servicios de ayuda a domicilio como cuidador y necesitas ayuda para atender a tu paciente, aquí tienes algunos consejos para que cuides al enfermo de Parkinson de la manera más adecuada y le ayudes a sobrellevar la enfermedad más cómodamente.

Consejos de higiene para el paciente de Parkinson

  1. Instalar una silla o taburete elevado delante del lavabo para facilitar una buena postura durante el aseo.
  2. Colocar una alfombra de caucho antideslizante o un asiento en el sueño de la bañera para que el momento del baño sea más sencillo. También se aconseja situar una barra de apoyo que le permita levantarse.
  3. Secar siempre muy bien y evitar la humedad en la piel, sobre todo en la zona de los pliegues como las axilas.
  4. Proteger la piel con crema hidratando, prestando especial atención a las zonas de prominencias óseas.
  5. En el caso de los hombres, se recomienda utilizar una maquinilla eléctrica para el afeitado. A excepción de aquellos que lleven marcapasos ya que puede ser contraproducente para su salud.
  6. Es conveniente utilizar un cepillo de dientes con el mango cubierto de goma espuma para que el temblor no impida el cepillado.
  7. Para vestirse, es mejor esperar a que el paciente se haya tomado la primera dosis de medicación para que su efecto atenúe los temblores y el enfermo pueda vestirse por sí mismo, ya que constituye un ejercicio favorable.
  8. La ropa, siempre cómoda y evitar botones o cordones que pueden dificultar la labor.
  9. Para los zapatos, es aconsejable que utilice un calzador y se calce sentado.

Conejos para paliar los temblores y la dificultad al caminar

  1. Para acabar rápidamente con los temblores, se recomienda apretar el codo de la extremidad afectada contra el lado para estabilizar la parte superior del brazo y tranquilizar así al paciente.
  2. En el caso de la estabilidad al caminar, es mejor tener paciencia y permitir que el paciente se pare tantas veces como le sea necesario para no caerse.
  3. Para mejorar la movilidad, el baile puede ser una buena estrategia. Realizar ejercicios de motricidad con música puede ayudar a la estabilidad del paciente.
  4. Si la enfermedad ya está en un estadio bastante avanzado y la dificultad al caminar es elevada, el uso de un bastón invertido puede ser de gran ayuda.

Consejos para mejorar la movilidad en la cama

  1. Para levantar al paciente de la cama se recomienda colocar al paciente con las rodillas dobladas y ladeadas hacia un lado y los pies apoyados en la cama.
  2. La mejor manera para ejercer la fuerza para levantarle es entrelazar las manos y ejercer el movimiento sobre los codos.
  3. En el momento de acostarse, lo más adecuado es sentar al paciente al borde de la cama, con la cabeza lo más cerca posible de la almohada.

Consejos para mejorar la comunicación verbal

  1. A la hora de comunicarse con el paciente, es conveniente tener en cuenta que para él hablar claramente supone un esfuerzo y una atención mucho superior que para una persona no enferma.
  2. Dirigirse a él con frases cortas y concisas.
  3. Dejar que el paciente se tome el tiempo necesario para organizar sus pensamientos y expresar sus ideas.
  4. Mantener siempre la mirada fija en el paciente para evitar que se disperse su atención.
  5. Exagerar la pronunciación y gesticular de forma algo exagerada.
  6. Incitar al paciente a que hable y fomentar que lo haga voz alta, no interrumpir al paciente mientras habla.

 

El 70% de los enfermos de Parkinson son mayores de 65 años, pero esta enfermedad no es exclusiva de personas de edad avanzada. Lo mejor para el cuidado adecuado de los pacientes es prestar atención a su comportamiento, seguir una rutina en cuanto a las tareas de higiene y la toma de medicamentos y sobre todo, ser comprensivo y paciente ante los síntomas del paciente.

Si necesitas que profesionales del cuidado de personas dependientes y mayores se encarguen de las tareas diarias que implica el cuidado de un enfermo de Parkinson, contacta con Ayuda Familiar y estableceremos el plan de cuidados perfecto para tu familiar.




COMPARTIR:




Comenta:

Contacto

¿Podemos ayudarle?