Higiene en el trabajo: ¿puede la limpieza de la oficina mejorar el rendimiento laboral?

limpieza en la oficina


La oficina es el lugar en el que pasamos más horas a lo largo del día, por ello nuestro bienestar y comodidad en el trabajo es esencial para nuestra satisfacción y nuestro estado de ánimo.

La limpieza en la oficina es un aspecto que suele tenerse en cuenta por cuestiones de higiene y en muchos casos de salud, para evitar problemas de alergias o propagación de virus. Sin embargo, la higiene en nuestro lugar de trabajo puede afectar también a otros aspectos relacionados con la productividad y la motivación en el trabajo.

En este sentido, toda empresa debe comprometerse a que sus instalaciones cuenten con un servicio de limpieza adecuado, pero sobre todo, un correcto mantenimiento de dicha limpieza.

De hecho, la limpieza es el criterio más importante para los trabajadores a la hora de valorar su espacio de trabajo; seguido de la iluminación, el ruido y el espacio. Muchos trabajadores admiten que la falta de limpieza en sus oficinas les afecta negativamente en su rendimiento pero también en su bienestar, su estado de ánimo y su salud.

Esto demuestra que limpieza de la oficina es esencial para el rendimiento laboral pero ¿hasta qué punto la falta de higiene afecta a la empresa?

1. Falta de limpieza en la oficina: menor productividad

Es evidente que un ambiente limpio, agradable y fresco invita a trabajar con una mayor comodidad, mientras que los espacios con suciedad, desordenados y sin las condiciones adecuadas de higiene provocan incomodidad y distraen a los trabajadores. Por ello llevar a cabo una adecuada limpieza en la oficina será esencial para multiplicar la productividad de nuestros trabajadores.

2. Mala carta de presentación de cara a los clientes

Si la oficina se encuentra en malas condiciones de higiene, los clientes que te visitan reciben una mala impresión que les hace pensar que existe una falta de profesionalidad y responsabilidad en el trabajo, lo que puede entorpecer tus relaciones comerciales con ellos.

3. Cuida la salud de los trabajadores

El polvo que se acumula en una oficina puede provocar infecciones o alergias, por lo que mantener la oficina limpia ayuda a crear un ambiente saludable y también a reducir el absentismo en el trabajo por enfermedades como la gripe. Desarrollar un adecuado plan de limpieza en la oficina permitirá a la vez cuidar la salud de los empleados mientras están trabajando, elemento que es también responsabilidad de la empresa.

4. Salud de los visitantes

Es desagradable que un cliente con alergias comience a estornudar cuando entra en la oficina ya que hará evidente para él que existe polvo en las instalaciones. Esto es fácilmente evitable llevando a cabo una adecuada higene en el lugar de trabajo. Además te permitirá aumentar el confort de tus invitados cuando te hagan una visita.

5. La higiene en el trabajo se traduce en ahorro a largo plazo

La acumulación de polvo puede estropear equipos electrónicos y herramientas de trabajo, por lo que un correcto manteniendo alargará su vida útil y te permitirá ahorrar dinero a largo plazo.

 

Para mantener un adecuado nivel de limpieza en la oficina, la mejor solución es contratar a un equipo de profesionales de la limpieza a domicilio que se encargue del mantenimiento del espacio de trabajo y la óptima higiene del espacio en el que desarrollamos nuestras tareas profesionales.




COMPARTIR:




Comenta:

Contacto

¿Podemos ayudarle?