Grados Ley de Dependencia: cuáles son y cómo se establecen según la ley

grados ley de dependencia


La Ley para la Autonomía Personal y la Atención a la Dependencia cumple 10 años con una cifra de 1.212.048 personas en España con derecho reconocido oficialmente a recibir alguna prestación o servicio por su situación de dependencia, aunque realmente son 856.452 los que la están percibiendo.

Debido al desconocimiento general de estas subvenciones en Ayuda Familiar, expertos en el cuidado de personas mayores y dependientes, abordamos en qué consiste la ley de dependencia, cómo se valora y qué grados de dependencia existen, para ayudar a las familias que necesiten asesoramiento al respecto.

¿Cuántos grados de la Ley de Dependencia existen y quién los establece?

En primer lugar cabe explicar que hay un único baremo en todo el Estado español a la hora de valorar la situación de dependencia de un individuo. Las comunidades autónomas son las que determinan los criterios de valoración de la situación de dependencia de un individuo, los cuales emitirán un resultado sobre el grado de dependencia de esa persona y especificaciones de los cuidados que esta persona requiere.

Por su parte,  el Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia es el que debe acordar los criterios comunes a todas las comunidades para que todas actúen de la misma forma. De este modo, es este consejo el que determina el baremo por el que se valorarán los diferentes grados de dependencia que hay quedando totalmente desacreditado cualquier otro tipo de baremo.

¿Cuáles son los criterios para determinar un grado de dependencia u otro?

Para su valoración se tienen en cuenta los informes médicos, el entorno en el que vive el individuo, si requiere de ayudas técnicas, órtesis y prótesis prescritas y entrevistando al solicitante. Esta valoración se realiza en al domicilio o residencia de la persona solicitante para ver su entorno y cómo se desenvuelve haciendo actividades de la vida diaria. De este modo, se valorará qué grado de dependencia tiene el solicitante.

¿Cuáles son los grados de la Ley de Dependencia?

Son tres los grados de dependencia establecidos:

Grado I de dependencia moderada

Cuando se determina que un individuo tiene grado I de dependencia, se trata de una persona que necesita ayuda para realizar varias actividades de su vida diaria al menos una vez al día o una persona que tiene necesidades de apoyo intermitente o limitado para su autonomía personal.

Grado II de dependencia severa

Si se le clasifica en grado II de dependencia, esta persona necesita ayuda para realizar varias actividades de la vida diaria dos o tres veces al día. Aunque esta persona no requiere del apoyo permanente de un cuidador o tiene necesidades de apoyo extenso para su autonomía personal.

Grado III de gran dependencia

Por último, si una persona tiene grado III de dependencia, se trata de una persona que necesita ayuda para realizar varias actividades de la vida diaria varias veces al día. Por ello, debido a su pérdida total de autonomía física, mental, intelectual o sensorial necesita el apoyo indispensable y continuo de otra persona o tiene necesidades de apoyo generalizado para su autonomía personal. La persona que le cuida debe ayudarle a realizar  los actos más esenciales de la vida, tales como vestirse, desplazarse, comer o análogos. Además, su situación debe estar reconocida y declarada de conformidad con el Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social.

En Ayuda Familiar contamos con profesionales que se encargan de gestionar las prestaciones de servicios marcados en la Ley de dependencia. Si tienes cualquier pregunta al respecto no dudes en consultarnos, estaremos encantados de ayudarte.




COMPARTIR:




Comenta:

Contacto

¿Podemos ayudarle?

La empresa actualmente solamente trabaja en la provincia de Castellón.

Para SERVICIOS URGENTES contactar directamente al teléfono 629943441

We use Cookies | More info
Cookies Preferences