Cómo detectar los primeros síntomas del Alzheimer: 10 señales para reconocerlo

Síntomas Alzheimer


El Alzheimer es una de las enfermedades degenerativas más habituales en los mayores. Supone una pérdida progresiva de las funciones cognitivas del cerebro y afecta a aspectos como la memoria, el lenguaje, la orientación y la atención. Asimismo, afecta también a las capacidades emocionales y de conducta del enfermo, lo que les impide, en muchas ocasiones, desarrollar las actividades cotidianas de su día a día.

El diagnóstico definitivo del Alzheimer no es inmediato y suele basarse en la observación del comportamiento del mayor y una serie de entrevistas y cuestionarios que realiza el neurólogo para comprobar si el anciano presenta los síntomas más habituales. Por ello, es importante que las personas encargadas de cuidar personas mayores conozcan cómo detectar los primeros síntomas del Alzheimer y poder así acudir a un especialista para comenzar con las pautas habituales de la enfermedad y ayudar a que el mayor tenga la mayor calidad de vida posible.

Detectar estos síntomas no siempre es fácil y generalmente los primeros signos que ponen en alerta a los familiares están relacionados con cambios de comportamiento o pérdidas de memoria leves como que el anciano olvide una receta que solía hacer habitualmente o no recuerde realizar alguna de las tareas del hogar que lleva a cabo normalmente. Saber cuándo estos signos están en relación con el Alzheimer y acudir a un especialista es complicado para los familiares. Por ello, como expertos en la asistencia domiciliaria a personas mayores, vamos a darte 10 signos que deben ponerte en alerta.

 1.Cambios de memoria que dificultan la vida cotidiana

Los enfermos de Alzheimer pierden la capacidad de aprender cosas nuevas, por lo que es normal que olviden primero las cosas que hace menos tiempo que aprendieron, como por ejemplo, fechas, eventos importantes o cuestiones de su salud como tomar la medicación.

Es habitual también que estos enfermos hagan una y otra vez las mismas preguntas, no es porque no entiendan la respuesta, simplemente olvidan que se les ha contestado. Esto en muchas ocasiones dificulta el comportamiento normal del mayor y se sienta frustrado.

2.Dificultad para planificar o resolver problemas

La disminución de las capacidades cognitivas de los enfermos de Alzheimer afecta también a la resolución de problemas y el cálculo con números, por lo que es habitual que empiece a tener problemas para gestionar su dinero.

Sacar demasiado, no recordar que lo ha hecho, perderlo o esconderlo y no encontrarlo son algunos de los comportamientos habituales de los ancianos con Alzheimer, lo mejor es que el anciano vaya acompañado siempre al banco cuando empecemos a identificar estos comportamientos.

3.Dificultad para desempeñar tareas habituales en la casa, en el trabajo o en su tiempo libre

Olvidar cómo funcionan los electrodomésticos, dejar el fuego encendido o no acordarse de llegar al supermercado son también conductas habituales en los enfermos de Alzheimer. Poco a poco estos enfermos perderán la capacidad para hacerlo solos por lo que necesitarán ayuda para realizar las tareas diarias y salir de casa.

4.Desorientación de tiempo o lugar

Es también muy común que las personas con Alzheimer no recuerden en qué año viven, qué día de la semana es o cuantos años tienen. Incluso es normal que si les preguntamos por un tema de actualidad como por ejemplo quién es el presidente del gobierno contesten el último que recuerden y ya no sea el actual desde hace décadas.

5.Dificultad para comprender imágenes visuales

Es menos habitual pero puede suceder que el enfermo de Alzheimer empiece a tener problemas en la vista como dificultad para medir las distancias, diferenciar los colores o incluso leer. Si el anciano conduce, lo mejor es que se le retire el carnet si empieza a tener estos problemas.

6.Problemas con el uso de palabras en el habla o lo escrito

Las dificultades que provoca el Alzheimer para recordar cosas inmediatas y resolver problemas, puede hacer que los enfermos encuentren difícil mantener una conversación por no saber cómo seguir, repetir siempre las mismas ideas y no encontrar las palabras exactas para lo que quieren decir. Lo mejor es dejarles que se expresen sin hacerles ir más deprisa de lo que pueden y no corregirles demasiadas veces.

7.Colocación de objetos

Es normal también que las personas con Alzheimer olviden cuál es el sitio habitual de los objetos de su hogar y empiecen a situarlos en lugares diferentes. Asimismo, es posible que no recuerden dónde los han puesto y culpen a los demás de ello.

8.Dificultad para tomar decisiones

Los problemas cognitivos que provoca el Alzheimer pueden afectar también a las decisiones que toma el anciano que pierde la capacidad de saber lo que está bien y está mal. Es habitual que no midan sus palabras y sean demasiado sinceros, que regalen dinero a personas que se lo pidan u olviden cuidar su aseo personal.

9.Pérdida de iniciativa

La pérdida de iniciativa provocada por el Alzheimer suele hacerse evidente en las relaciones sociales. Los enfermos dejan de dar importancia a este tipo de relaciones y pierden el interés en realizar nuevas actividades como salir a caminar, ir al centro de jubilados o incluso visitar a sus seres queridos.

10.Cambios en el humor o la personalidad

Todos los signos que hemos mencionado hacen que el anciano se sienta inválido, dependiente y esto hace que su humor empeore, haciéndolos más desconfiados, deprimidos y nerviosos. Es normal que el anciano enfermo de Alzheimer esté muchas veces enfadado.

 

Cuidar a una persona con Alzheimer es una de las situaciones más difíciles a las que puede enfrentarse un familiar y en muchas ocasiones no sabrá cómo actuar ni cuál es la mejor forma de tratarle. Por ello, contar con profesionales en el cuidado de ancianos puede ser de gran ayuda. Contacta con nosotros y te ayudaremos a mejorar la calidad de vida de tu familiar.




COMPARTIR:




Comenta:

Contacto

¿Podemos ayudarle?

La empresa actualmente solamente trabaja en la provincia de Castellón