Cómo afecta el cambio de tiempo en ancianos: TIPS para afrontar las bajas temperaturas

como afecta el cambio de clima en los ancianos


El invierno está aquí y con él el frío. Las bajas temperaturas afectan a todas las personas ya que provocan un incremento de la presión arterial. Sin embargo, en los ancianos esta afectación es mayor debido a que los mecanismos que regulan dicha presión arterial están más debilitados y esto hace que la sensibilidad de sus vasos sanguíneos sea más alta. Por ello, es crucial conocer cómo afecta al cambio de tiempo en ancianos para evitar que esto pueda provocarles problemas de salud graves.

La prevención es clave para ayudar a los ancianos a los ancianos el cambio de tiempo y las bajas temperaturas. Generalmente, el frío afecta con más intensidad a los mayores de 80 años, por lo que el control de la vestimenta, los cambios bruscos de temperatura y la adaptación de los ancianos de esta edad son imprescindibles para preservar su buen estado de salud.

Para ayudarte en el cuidado de personas mayores, en Ayuda Familiar te explicamos las causas de la afección de las personas mayores a los cambios de temperatura y algunos consejos para afrontar el frío.

Por qué el cambio de tiempo afecta a las personas mayores

Por lo general, nuestro organismo es capaz de mantener constante la temperatura corporal a pesar de las posibles variaciones ambientales. Sin embargo, el envejecimiento provoca que nuestro metabolismo cambie lo que afecta a nuestra capacidad de termorregulación y percepción de la temperatura.

Al envejecer, la piel adelgaza y los receptores cutáneos de la temperatura se desnaturalizan, por lo que los ancianos suelen tener un déficit de adaptación a las temperaturas externas, generando una mayor dificultar para percibir y tolerar el frío y el calor.

Esta dificultad se hace más evidente con las bajas temperaturas ya que cuando el cuerpo se enfrenta a ellas, pierde más calor del que se produce y los vasos sanguíneos de la piel deben contraerse para conservar la temperatura corporal, haciendo que el corazón bombee más sangre e incrementando la presión arterial, lo que en el caso de los ancianos aumenta el riesgo de sufrir un infarto de miocardio.

Algunos de los problemas que pueden afectar al anciano como consecuencias de las bajas temperaturas son:

Hipotermia

Otro de los problemas de salud que pueden aparecer a consecuencia de las bajas temperaturas es la hipotermia. 

El descenso brusco de la temperatura corporal, causado por la baja capacidad de adaptación de los ancianos a las bajas temperaturas, puede ocasionar episodios de hipotermia que son muy peligrosos para la salud del anciano.

Se considera hipotermia cuando la temperatura interna del cuerpo baja más de 35ºC y suele traducirse en temblores, afectación del habla, respiración anormalmente lenta, piel pálida y fría, pérdida de coordinación y fatiga.

Es muy importante controlar la temperatura corporal del anciano cuando el descenso de las temperaturas es muy brusco ya que la hipotermia puede tener consecuencias de salud graves para el anciano.

Artrosis

Las bajas temperaturas pueden agravar las dolencias propias de la artrosis, por lo que es importante evitar  los cambios bruscos de temperatura y dar al anciano baños con agua caliente para disminuir la rigidez de las extremidades.

Dermatitis

El frío reseca la piel por lo que se acentúan los eccemas y las grietas, sobre todo en cara y manos, por lo que es crucial el uso de cremas hidratantes y el alto consumo de líquidos.

Gripe

Como cualquier persona, los ancianos aumentan las posibilidades de enfermar y contraer gripe con el frío. Sin embargo, los síntomas de la gripe puede ser mucho mayores en el caso de las personas mayores por lo que su control médico durante el invierno es esencial para mantener un buen estado de salud y evitar problemas más graves.

Cambios de conducta

Durante la mayor parte del año, los ancianos siguen un estilo de vida rutinario que incluye paseos fuera de casa. Sin embargo, en invierno este tipo de actividad debe reducirse por lo que esto hace que la conducta del anciano también se vea afectada, teniendo a aislarse y pudiendo llegar a sufrir algún episodio depresivo, por lo que la atención del anciano en esta época del año es esencial para su bienestar.

Consejos prevenir los efectos de las bajas temperaturas en ancianos

Si eres cuidador, es fundamental que sigas una pautas de cuidado concretas con la llegada del frío para que el cambio de temperaturas no afecte demasiado al anciano. Aquí te damos algunos consejos Clave:

  • La temperatura del hogar debe mantenerse ente 18 y 21º
  • Ventila adecuadamente las habitaciones para evitar una concentración demasiado alta del monóxido de carbono generado por los sistemas de calefacción.
  • Evita el abrigo excesivo en lugares con calefacción.
  • Mantén al anciano activo, haciendo ejercicios con los brazos, por ejemplo.
  • Elige ropa cómoda de abrigo, protege la cabeza y las orejas con gorros y las manos con guantes.
  • Instala un termómetro en el hogar para vigilar la temperatura y ayudar al anciano a identificar los posibles cambios.

Si necesitas ayuda en el cuidado de ancianos, contacta con nosotros. Nuestros cuidadores profesionales te asesorarán y orientarán en el cuidado de tu familiar.




COMPARTIR:




Comenta:

Contacto

¿Podemos ayudarle?